Voluntariado: Un viaje a africa que le cambió la vida

Oriunda de Caleta Olivia, Myriam Rocci (60), docente jubilada, cumplió su sueño de realizar un viaje como voluntaria para ayudar en algún país de África y contó su experiencia al programa Tarde Máxima de FM Master`s.

Myriam Rocci junto a su amiga y colega María Teresa Vaccaro, cumplieron mas que un sueño sino que vivieron a flor de piel un «desafió» de «ponerle el hombro en pos de ayudar» al contactarse con la Fundación St. John Nursery School, que apunta a erradicar la desnutrición infantil visitando las villas y haciendo controles a los niños y a las mujeres embarazadas, la gran mayoría analfabetas, en Malawi. Además, realizan capacitaciones en el tema agricultura que, junto con la pesca, es el sostén de la población.

«Al principio fue todo una movida muy intima, nadie sabia a donde íbamos salvo nuestro grupo familiar y amigos, luego llegamos muy emocionadas. Era un sueño personal y temíamos que no se entendiera. Nos pasaban dos cosas, uno dice África y se cree la gran película, la pobreza y el hambre y por el otro lado tampoco queríamos que se diera una interpretación banal, fue muy importante para nosotras dejar nuestra comodidad y familia por dos meses», explicó sobre los orígenes del viaje.

«Fue un desafió personal, ambas teníamos ganas de hacerlo al trabajar en un colegio católico, siempre conocí al voluntariado como esta cuestión que se sostenía con la parte religiosa, pero a mi me quedo ganas de hacerlo no desde lo religioso sino de poner el hombro en ayudar en pos de una necesidad social. Siempre estuvo pendiente lo de misionar», expresó.

Una vez en el lugar, «lo que nos desanimó al principio fue la pobreza, al encontrarnos una realidad tan distinta a la nuestra», contó sobre las carencias como la falta de agua potable. «Las villas son continuadas, los terrenos tienen una perforación en el suelo, llegan al agua y a partir de bombas, la sacan en baldes. También buscan la leña para la cocción de los alimentos. Van a pescar y siembran para tener su comida como para obtener su madera».

Consultada por volver a repetir la experiencia, dijo que «cuando regresamos lo hicimos cansadas físicamente al ser jubiladas pero no paramos ni un minuto. Pero al llegar fue un llamado de atención al estar extenuadas entonces pensamos en hacer algo diferente para ayudar».

Como conclusión, indicó que «nos han tratado muy bien, desde la ONG y los africanos te reciben con los brazos abiertos», dijo e invito a la gente que le despierta la idea de ser voluntario es buscar un lugar donde pueda manejar el idioma. Quien quiera ayudar a un niño africano hay que enseñarle a leer y a escribir  porque si es alfabetizado con algún estudio él puede elegir y no vivir el día al día».

«Voluntariar te cambia mucho, te enseña un montón»; finalizó.

Para escuchar la entrevista completa: http://www.fmmasters.com/entrevistas/-conoce-la-experiencia-de-myriam-rocci-/

Para conocer mas: http://ladoh.com/personas-que-inspiran-konsciencia-elevada-gps-emocional/se-jubilo-y-luego-viajo-como-voluntaria

También te puede interesar...

Vía Terrestre: 36 fueguinos varados llegan a la provincia

Desde la empresa Taqsa-Marga confirmaron que se encuentra en viaje un colectivo con varios ...

Cómo estará el clima este fin de semana

Para hoy viernes en Ushuaia, la mínima es de 5°C, la máxima de 6°C, ...

Piden que se beatifique a Evita

En el marco de los 100 años del nacimiento de María Eva Duarte de ...