Homenaje en Google a Hedwig Kohn, la pionera en física que escapó del nazismo

Debido a su ascendencia judía, Kohn fue destituida de su cargo y tuvo que abandonar Alemania durante el régimen nazi.

Después de emigrar a Suecia, logró conseguir una visa para Estados Unidos, donde se asentó, enseño física en varias respetadas instituciones universitarias y murió en 1964.

Kohn nació en Breslau, hoy día en Polonia, el 5 de abril de 1887, de padres alemanes judíos acomodados.

A pesar de las trabas para el estudio de mujeres en la Alemania de la preguerra, en 1907, se convirtió en la segunda mujer en ingresar al Departamento de Física de la Universidad de Breslau, donde fue estudiante del destacado físico Otto Lummer, un especialista en óptica y radiación térmica.

Obtuvo su doctorado en 1913, fue designada asistente de Lummer y recibió su “habilitación”, o cualificación para enseñar en la universidad, en 1930.

Debido a las regulaciones del régimen nazi que prohibía a judíos trabajar al servicio del gobierno, Hedwig Kohn fue destituida de su cargo en 1933.

Aunque pudo sobrevivir con contratos independientes de la industria de la iluminación, su situación se volvió cada vez más precaria y peligrosa, y estuvo a punto de caer víctima del Holocausto.

Logró emigrar a Suecia, en 1940, y finalmente obtuvo una visa para EE.UU. donde se estableció y enseñó en el Colegio de Mujeres de la Universidad de Carolina del Norte, en Greensboro y, luego, en el Wellesley College en Massachusetts.

Tras jubilarse en 1952, fue invitada como investigadora asistente en física de la Universidad Duke, en Carolina del Norte, donde estableció un laboratorio y trabajó hasta casi el fin de su vida, en 1964.

En una entrevista concedida en 1962 al historiador y físico estadounidense Thomas Kuhn, Hedwig Kohn habló sobre las dificultades que tenían las mujeres para alcanzar un grado académico en física.

Cuando ingresó en la universidad como la segunda mujer en el Departamento de Física de la Universidad de Breslau, no le otorgaron una matrícula oficial y sólo le permitieron asistir como “estudiante invitada”, expresó.

Aunque ese estatus no le permitía graduarse, la situación cambió y pudo obtener su grado.

Sin embargo, cuando llegó el momento de obtener su “habilitación”, se dio cuenta que ese estatus estaba reservado para hombres. Tuvo que esperar muchos años antes de ser cualificada oficialmente para enseñar.

Fuente: BBC

You May Also Like

Cómo estará el clima este fin de semana

Para hoy viernes, en la ciudad de Ushuaia, la máxima estipulada es de 17°C ...

La UNTDF inicia su ciclo académico 2021 con más de 1100 nuevos inscriptos

La Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, inició ...

Sesionó el Consejo Asesor de Comunicación Audiovisual y la Infancia

Con la presencia de más de 45 consejeros en representación de las provincias, organismos ...