En el Día De La Mujer Trabajadora, cientos de mujeres se movilizaron

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora en la ciudad de Ushuaia se conmemoró con un paro de mujeres y luego una movilización multitudinaria por las calles céntricas hasta llegar a la Plaza Cívica donde se leyó el documento consignas consensuado y elaborado por las organizaciones feministas.

Desde las 16 horas, las mujeres se fueron concentrando en el nuevo edificio del Poder Judicial ubicado en la calle Lugones, con carteles y los pañuelos verdes, violetas naranjas. Allí se hizo la primera intervención; en la escalinata colmaron los nombres de las víctimas de femicidio y las recordaron con un fuerte grito: “PRESENTE”. Las instalaciones judiciales fue un clave para reclamar ya que es necesario una urgente reforma transfeminista porque no logra garantizar los derechos de las mujeres y ni juzga con celeridad los crímenes de odio que alienta el patriarcado. En este sentido el reclamo de todas fue que “el Poder Judicial sigue sin protegernos de los violentos en nuestros hogares, de las situaciones de acoso laboral, del abuso, de las violaciones y sigue sin juzgar a los femicidas”.

Uno de los casos de ejemplo de la injusticia que fue puesto en palabra es lo que sucede con Mendez Stiglich, empleado judicial que “aprovecha sus amiguismos, gremialista con poder, mano derecha de Luis Bechis”. Por lo tanto, se repudió “su machismo porque no ha obtenido suficiente en hostigar judicialmente, sino que ha puesto todo un dispositivo a su merced para socavar su sola voluntad. Por lo cual hicieron un llamado al poder judicial que condene la violencia ejercida por los sindicalistas Lucas Mendez Stiglish y que cede el hostigamiento a las mujeres violentadas”.

También la iglesia fue un lugar para intervenir con cantos y se gritó por la separación de la iglesia del estado y la implementación efectiva de la educación sexual en las escuelas.

Se exigió por una “efectiva implementación del cupo laboral trans en toda la Provincia y el reconocimiento de todos los derechos laborales, educativos, de salud, del colectivo trans y las disidencias. También la aprobación de la Ley de Reparación Histórica de las compañeras trans-travestis perseguidas, criminalizadas y torturadas por el Estado a través de los códigos contravencionales y edictos policiales”.

Con la cifra alarmante de que “cada 23 horas en nuestro país una mujer es asesinada en manos de un macho patriarcal” y “1 de cada 5 mujeres es asesinada con un arma reglamentaria y en lo que va del 2021 hubo un femicidio cada 23 horas y 9 travesticidios”, la marcha transfeminista intergeneracional busca que se declare “la emergencia nacional por violencia contra las mujeres y disidencias por razones de género, y que se otorguen presupuestos extraordinarios en el marco de un Plan Nacional para erradicar las violencias machistas que permitan dar respuestas oportunas y eficaces frente a las denuncias. No queremos contar más femicidios y trasvesticidios”.

La lucha de los feminismos interseccionales bajo el lema “Trabajadoras somos todas” sostuvo que “somos las primeras en la línea de fuego en los barrios, sosteniendo los comedores y merenderos para paliar el hambre, somos las que durante toda la pandemia pusimos el cuerpo, la solidaridad y a muchas les costó la vida, exigiendo todo el tiempo las condiciones dignas y necesarias para llevar adelante nuestra tarea. Somos más que nunca esenciales.

“Las mujeres de los barrios paramos por un país más justo, más equitativo. Paramos porque no nacimos para revolver la olla, nacimos para cambiar la historia y lo hacemos juntas y organizadas”, reclamaron.

FUENTE TIEMPO FUEGUINO

You May Also Like

Osta: “Es soberbio pensar que solamente la Universidad te puede dar el conocimiento”

La Secretaria de la Mujer de la Municipalidad de Ushuaia, Noelia Trentino, tuvo que ...

Otro día sin casos positivos de COVID-19

Desde la Dirección de Epidemiología e Información de la Salud del Ministerio de Salud ...