Jardín de Infantes Nº10 Chowen sigue sin solucionar el problema de las ratas

En el interior del Jardín de Infantes Nº10 Chowen, donde asisten niños y niñas de edad preescolar, se sigue encontrando roedores y rastros de ellos todos los días. Las clases debieron suspenderse, ya que las autoridades escolares denunciaron que no hay cumplimiento al compromiso del Gobierno de dar solución a los problemas invasión de ratas y de reposición de los materiales deteriorado por las mismas.

Cabe recordar que meses atrás, el edificio fue invadido por roedores por lo cual se debió tirar una cantidad de material didáctico, desde colchonetas a juguetes, porque se encontraba infectados. Además de las secreciones y orinas de esos animales se encontraron nidos en los rincones. La invasión llegó a la escuela lindante, la Nº22, que también debió suspender las actividades ya que a pesar de que se ha desratizado, aún se sigue viendo presencia como en las paredes y en los pisos donde es vía libre de los roedores.

Ante la evidencia de que las condiciones de higiene y salubridad no están garantizadas, las docentes del establecimiento reclaman medidas que solucionen de fondo los inconvenientes. También denunciaron que el material que Ministerio de Educación se comprometió a reponer es insuficiente para las actividades que desarrollan en las salas, y algunos de ellos, inadecuados. Así mismo también hay otro material que no se ha retirado de las salas y que estuvieron en contacto con heces de los animales.

Por estas situaciones las clases presenciales fueron suspendidas, entendiendo que no sólo no se cumplen con las condiciones de infraestructura, sino que no hay elementos para sostener el protocolo previsto por la normativa y no hay indicaciones adecuadas para la atención del nivel en cuanto a prevención de COVID 19.

Desde el gremio SUTEF se tomó cartas en el asunto y sostienen que “día a día se observan falencias en los establecimientos públicos, que luego de un año de suspensión de las actividades podrían haber estado en condiciones para el desarrollo de clases. Sin embargo, en numerosas escuelas, jardines y colegios reina el deterioro, los parche y la improvisación, exponiendo a la comunidad educativa a inconvenientes edilicios, riesgo sanitario e interfiriendo con la continuidad de las clases presenciales”.

FUENTE TIEMPO FUEGUINO

You May Also Like

Cuatro de los juegos más esperados del año retrasan su lanzamiento

En menos de una semana se anunciaron los retrasos de la remake de Final ...

Emergencia alimentaria: “tenemos los números para poder aprobarla” decía Hugo Yasky

En una nueva jornada de manifestaciones organizaciones sociales volvieron a marchar por el centro ...

Corradi: “Tenemos que ser muy cuidadosos en las salidas porque hay transmisión local”

La Municipalidad de Ushuaia insistió en extremar las medidas de prevención en la ciudad ...