Logró graduarse de Contadora Pública luego de transitar un doloroso tratamiento de salud

Valores como el sacrificio, la perseverancia y el espíritu de superación son condimentos que siempre están presentes en miles de historias de graduados y graduadas de la Universidad Pública Argentina.

Juana Díaz a sus cuarenta y ocho años se convirtió en los últimos días en flamante egresada de la carrera Contador Público del Instituto de Desarrollo Económico e Innovación (IDEI) de la sede Ushuaia de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

El hecho fue motivo de alegría y celebración el pasado 21 de octubre luego que rindiera con éxito la materia “Práctica Profesional” oportunidad en la que fue acompañada por familiares y amigos/as que se acercaron al ingreso del Campus de Av. Yrigoyen 879 a practicar el ritual del egresado/a con la clásica tira de huevos.

No obstante, la historia de Juana tiene un valor agregado, ya que las últimas materias de la carrera las transitó junto a un doloroso tratamiento, luego de haber sido diagnosticada de una dura enfermedad en mayo de 2020 en plena pandemia de Covid19. La situación la obligó a realizar una intervención quirúrgica urgente en Buenos Aires y luego sesiones de quimioterapia en Ushuaia, siempre acompañada y tratada por un excelente equipo de profesionales de la salud.

“Tuve muchos años de cursada, pero a pesar del tiempo y las circunstancias difíciles que me tocaron atravesar, logré llegar a la meta con mucho sacrificio y ayuda de Dios que nos da la sabiduría para enfrentar la vida. Porque en la vida de uno pasan muchas cosas: el dedicarnos a la familia, el trabajo y en paralelo la actividad académica se hace difícil, pero no es imposible porque siempre se puede a costa de perseverancia y esfuerzo”, comentó Juana Díaz.

“Luego de este diagnóstico inesperado, los médicos me recomendaron poner mis energías en otras cosas y me enfoque en el estudio, que me ayudó a sobrellevar ese tiempo de recuperación”, comentó la nueva graduada de la UNTDF.

Juana Díaz mantiene intacto su espíritu de superación desde sus orígenes. Nació en el Impenetrable Chaco Santiagueño, en una comunidad originaria donde siempre faltó todo. En 1993 recién casada migró a Tierra del Fuego para vivir junto a su esposo Víctor llena de sueños y anhelos en busca de un mejor futuro. Se convirtió en mamá de Adriana quien hoy cursa la carrera de Turismo de la UNTDF. Hoy por hoy, goza de un excelente presente: disfruta de su trabajo en la Caja de Previsión Social y de los momentos en la naturaleza; de las pequeñas cosas de la vida. También sueña con dedicarse a pleno a su carrera e incluso avizora la posibilidad de continuar estudios de posgrado.

“Desde mi experiencia les puedo decir que nunca dejen de soñar, no permitan que las circunstancias les hagan retroceder a nada. La educación superior es una herramienta de superación, de autovaloración y la Universidad está para eso”, concluyó con orgullo la profesional.

You May Also Like

Brisighelli: “Esta medida ha sido terriblemente negativa”

El Presidente de la Cámara de Turismo de Tierra del Fuego hizo alusión a ...

Mamás fueguinas competirán en el Concurso Internacional de Porteo Ergonómico

La “tribu del fin del mundo”, se suma a la iniciativa mexicana de celebrar ...